Habitación desordenada

Tareas en casa

Érase una vez…

…una familia cualquiera en un día cualquiera. Se oyen gritos por la casa… a veces es una madre la que grita, otras es un padre… lo mismo da:

¡¿Qué!? ¡¿No sabes que existe la cesta de la ropa sucia?! ¿Por qué dejas la ropa por el suelo de tu cuarto?

¿Crees que la cama se hace sola todas las mañanas?

Tienes ya 16 años, ¿podrías recoger al menos tu plato al levantarte de la mesa?

No soy tu criad@ ¡Ya eres mayorcit@! ¿Tengo que ir siempre detrás de ti?

En algunas ocasiones l@s hij@s también gritan:

¡Jolin te dije que quería esa camiseta limpia para poder ponérmela hoy!

¿Por qué me toca fregar los platos? Eso es tarea vuestra, mi trabajo es estudiar ¿no? o eso repetís siempre…

Tengo otras cosas que hacer, ¿en serio tengo que limpiar la pecera? !Dios! ¡Me siento explotad@!


Buscar soluciones

Si queremos ahorrarnos discusiones de ese tipo tenemos que enseñarles a nuestr@s hij@s desde pequeñ@s que el hogar es un espacio compartido donde tod@s tenemos nuestros deberes y responsabilidades. Si queremos que la repartición de tareas en casa sea igualitaria esta educación debe empezar lo más pronto posible.
Si no lo hacemos de este modo nos encontraremos con hij@s adolescentes que no tienen ni la iniciativa de limpiar su propia habitación, como si esto fuera parte de las obligaciones de sus progenitores.

Educar en las tareas de la casa


Si trabajamos este aspecto con ell@s conseguiremos educar a unos hij@s independientes, resolutiv@s y responsables. Si es un niño le estamos enseñando que gestionar un hogar no es cosa solo de mujeres. Si es una niña y tiene hermanos y un padre que también se responsabiliza de todo lo relacionado con la casa le estamos enseñando que no es su obligación como mujer sobrecargarse con todas esas tareas. En definitiva, aprenden a que toda la familia debe trabajar para construir un hogar.


Recomendaciones Psicoresolutivas:

¿ Tienes una consulta ?


Dejar elegir a nuestros hijos

Toma de decisiones

¿Qué ocurre si no dejamos que nuestros hij@s escojan por sí mism@s ni un simple juguete?

problemas derivados por la humillación

No me avergüences Mamá

Ha llegado la hora de ponernos en la piel de nuestr@s hij@s y poner en marcha eso que llaman conciencia emocional para evitar dañarl@s con nuestras palabras. ¿Te animas?

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s